24 horas en Copenhague

En esta ocasión necesitábamos encontrar un vuelo barato a finales de agosto desde Madrid a Londres. Misión imposible dadas las fechas así que buscando rutas alternativas en Skyscanner logramos encontrar la solución: ruta Madrid – Copenhague y desde allí, volar a Luton. Todo por poco más de 30 euros por persona, nada comparado con las cifras astronómicas del vuelo directo Madrid – Londres en aquel momento.

Llegamos a Copenhague a última hora de la tarde. Desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad hay apenas 8 kilómetros y está muy bien comunicado, ya sea en tren o en metro. Compramos allí mismo un ticket de 3 paradas que nos costó 36 coronas danesas y en apenas 15 minutos estábamos en el centro… ¿sabíais que circula sin conductor?

El alojamiento en Copenhague no es económico, la verdad. Aún así conseguimos encontrar un hotel de precio medianamente aceptable en el que estuvimos bastante cómodos, el Richmond Hotel. Cierto que hay otras opciones bastante interesantes, si no viajáis con niños muy pequeños, como el Generator Hostel Copenhague que puede conseguirse a buen precio.

24 horas en Copenhague

Para visitar la ciudad contábamos con el tour gratuito de Sandemans, que en dos horas y media cubre los principales intereses turísticos y suelen ser bastante interesantes. Para los que no los conocéis, son tours “gratuitos” en los que no hay un precio establecido. Primero realizas el tour y luego pagas al guía lo que consideres que vale. En general los guías suelen ser buenos y se trabajan mucho el recorrido ya que su salario depende de ello.

Tívoli Gardens

Pero a decir verdad esta vez quedamos algo decepcionados, la guía, a pesar de sus esfuerzos, resultó bastante floja y estábamos deseando que acabase el tour para ir por nuestra cuenta. Nada que ver con los tours que realizamos con ellos en otras ciudades, como Praga o Lisboa.

El tour comienza en la plaza del ayuntamiento y desde allí continuamos callejeando por la principal calle comercial, el teatro, la ópera, el puerto, el Tívoli… para acabar en el Palacio Real observando el cambio de guardia. Al finalizar, visitamos también el icono de la ciudad, la famosa sirenita, que resultó no ser tan pequeña como algunos dicen ni tan grande como uno mismo la imagina. Eso sí, repleta de gente lo que dificulta tomar una foto en condiciones.

La Sirenita

La ciudad no tiene grandes atractivos turísticos pero es agradable para visitar y el centro se recorre en unas horas, aunque hay una opción muy interesante que es recorrerla en bici. Hay opciones alternativas si se dispone de tiempo, como la ciudad libre de Christiania, el Tívoli o la Galería Nacional de Dinamarca.

Copenhague

El clima también es un factor a tener en cuenta, la guía nos comentaba que en invierno deben acortar el tour porque no es posible pasar tanto tiempo caminando por la calle. No fue nuestro caso que fuimos en agosto, pero es algo a tener en cuenta. El Tívoli también está cerrado a partir de mediados de septiembre.

Continuamos paseando, buscando una librería para adquirir un ejemplar de El Principito en danés y añadir un ejemplar a nuestra coleccíón, además de unos cuantos lápices de la ciudad. A vosotros, ¿qué os gusta comprar en vuestros viajes?

24 horas en Copenhague
3 (60%) 2 votes

One Response to “24 horas en Copenhague”

Deja un comentario