Fin de semana en Antequera

El primer fin de semana de febrero pudimos disfrutar de un par de días en Antequera, gracias a la Tarjeta Destino Antequera que conocimos en Fitur el pasado año.

La ocasión era especial, ya que una escapada de fin de semana nos pareció ideal para comprobar qué tal se nos da eso de viajar con un bebé de 4 meses. La propuesta era además una auténtica tentación: fin de semana para dos personas en Antequera que incluía el hospedaje para una noche en el Hotel Antequera Golf , la visita guiada por la ciudad “Conoce Antequera”, un almuerzo típico antequerano en el Restaurante Las Villas de Antikaria y una visita al recinto monumental de la Alcazaba… ¡fin de semana completo!

Antequera

Lo primero que nos planteamos es si viajar en coche o en tren. En coche teníamos casi 1000 km ida y vuelta, mientras que en el AVE Málaga-Antequera en poco menos de dos horas y media desde Madrid  podríamos estar allí. Finalmente, por diversos motivos, decidimos poner rumbo a Antequera desde Madrid en coche el sábado por la mañana. Eso sí, decidimos tomarnos el camino con calma, parando las veces que fuera necesario si el bebé lo necesitaba.

Sobre las 4 de la tarde llegábamos al Hotel Antequera Golf ****. Rápidamente hicimos check in y subimos a la habitación para dejar las cosas, con intención de aprovechar el resto de la tarde por la ciudad. El hotel nos encantó y nos descubrimos valorando la amplitud de la habitación y el tamaño de la cama, además de una buena cuna que no tuvimos ni que solicitar. El carro del bebé ocupa un montón y se agradece algo de espacio extra para dejarlo, además de la mesita con los sillones para no tener que estar siempre con él en la cama. En general, pequeños detalles que antes, viajando solos, nos hubieran resultado indiferentes.

Hotel Antequera Golf

El recepcionista nos indicó la forma de llegar hasta el centro caminando, ya habíamos tenido bastante coche por ese día y además, no estaba lejos así que hacia allí nos dirigimos. La idea era acercarnos hasta la oficina de turismo para coger algún mapa y pedir alguna recomendación para visitar esa tarde.

Oficina de turismo de Antequera

 Nos recibió Elvira, súper amable y dispuesta a ofrecernos toda la información que necesitábamos… ¡una atención excelente! Salimos de allí con una documentación completísima sobre la ciudad y convencidos de que habíamos cometido un gran error, al confiar en que la visita a Antequera nos llevaría poco más de una mañana ¡hay cantidad de sitios para visitar!

Dimos un paseo por la Alcazaba y el centro histórico de la ciudad, pero estábamos cansadísimos del viaje en coche, así que cenamos algo y nos fuimos al hotel a descansar, al día siguiente nos esperaba una larga jornada.

 Antequera

Dormimos fenomenal y comenzamos el domingo de la mejor manera posible, probando los famosos molletes antequeranos que nosotros aderezamos con jamón, tomate y aceite de oliva malagueño, riquísimos. El hotel ofrece un desayuno bastante completo y de calidad, con amplia variedad de productos para todos los gustos, superando de nuevo nuestras expectativas.

El día se presentaba con un programa algo ajustado, había muchas más cosas para visitar de las que a priori pensábamos, así que teníamos salir pronto. Dejamos el hotel y en coche nos dirigimos a realizar una breve visita a los dólmenes de Antequera, antes de la visita guiada a la ciudad de las 11.

Dolmen de menga

Visitamos los dólmenes de Menga y de Viera que se encuentran en un mismo recinto, ya que para los Tholos de El Romeral no nos quedaba tiempo. Allí mismo se puede aparcar el coche y, tras visitar el Centro de Recepción donde proyectan un documental -que nos saltamos porque la pantalla tenía un problema en ese momento- nos dirigimos a los dólmenes. Pese a coincidir con un grupo numeroso, pudimos visitarlos con relativa comodidad y desde allí, salimos hacia el centro para la visita guiada por la ciudad.

Antequera

Nos esperaban a las 11 en la Oficina de Turismo, y de nuevo nos encontramos con personal súper amable y eficiente… ¡así da gusto! Natasha fue nuestra guía durante el recorrido por el centro histórico de Antequera, que incluyó la visita al Museo de la Ciudad y finalizó en el Recinto Monumental de la Alcazaba, que visitamos por nuestra cuenta con la audioguía.

La Alcazaba

A las 3 de la tarde nos esperaban en el Restaurante del Hotel Villas de Antikaria, donde disfrutamos de un menú degustación de calidad excelente, donde además de nuevo encontramos personal súper amable y profesional. La comida se alargó más de lo pensado, así que nada más acabarnos el bienmesabe del postre, cogimos de nuevo el coche para dirigirnos al último punto de nuestra ruta: el Torcal.

El Torcal

Algo nos decía que no podíamos dejar Antequera sin visitarlo, y no nos equivocábamos. Mereció la pena el sinuoso camino hasta arriba, que afortunadamente no estaba cortado por la niebla como nos comentaron ocurrió el día anterior. Las espectaculares vistas, la peculiaridad del entorno y la sensación de caminar entre las nubes pusieron la guinda a un fin de semana completísimo que nos hubiera gustado prolongar para visitar todo lo que nos dejamos sin ver. Como nos comentó la guía, Antequera abarca el 80% del patrimonio monumental de la provincia y hay muchísimo que visitar, nos hubiera gustado tener más tiempo para visitar algunas iglesias, El Romeral y sobre todo, pasar más tiempo en el Torcal, pero había que regresar.

Vistas desde el Torcal

Como primera escapada viajando con un bebé de 4 meses no estuvo mal, quizás algo cansado el camino de vuelta pero poco más. Él pasó gran parte del tiempo durmiendo en su cochecito, así que bastaba adaptarse un poco a sus necesidades básicas lo cuál no es demasiado complicado. Si es cierto que por primera vez fuimos conscientes de las dificultades que alguien en silla de ruedas -o con un coche de bebe, como fue nuestro caso- tienen que afrontar para poder visitar determinados lugares. Siempre puedes llevar al bebé en una mochila para salvar las barreras arquitectónicas pero ¿qué ocurre con la gente en silla de ruedas? es un tema sin duda para reflexionar.

Por último, recalcar el buen trabajo que la ciudad está realizando para fomentar el turismo en la localidad. No sólo por la calidad de la documentación turística que recibimos, sino por el trato ofrecido por parte de todos los trabajadores de los centros turísticos que visitamos y la población local en general… ¡un 10 para Antequera!

Fin de semana en Antequera
5 (100%) 5 votes

2 Responses to “Fin de semana en Antequera”
  1. paula

Deja un comentario