Florencia: recorrido por Oltrarno

Al otro lado del Arno descubriremos el día a día de la ciudad, con sus mercados de barrio, sus vecinos, pequeñas trattorias y talleres artesanales que sobreviven, de momento, al turismo.

Con este itinerario cubriremos parcialmente la zona de Santo Spirito y San Frediano, y posteriormente pasearemos por San Niccolò durante nuestra subida al Piazzale Michelangelo y San Miniato al Monte.

¡Comenzamos!

≈ Si hemos realizado previamente el itinerario del centro histórico nos encontraremos en Santa Maria Maggiore. Desde allí, tomamos via degli Agli a la derecha hasta via Tornabuoni y caminamos recto hasta llegar de nuevo al Arno ≈

PONTE SANTA TRINITÀ

Comenzamos nuestra ruta en el Ponte Santa Trinità, el puente de arco elíptico más antiguo del mundo que toma su nombre de la basílica cercana. A nuestra izquierda, el Ponte Vecchio. Desde aquí tenemos una panorámica diferente a la que veíamos desde los Uffizi.

El puente, en sus orígenes construido en madera, ha mantenido su función comercial a lo largo del tiempo, siendo uno de los pocos puentes habitados del mundo (hay otro en Bath, Inglaterra)

A ambos lados, los locales que en su día albergaron carnicerías y actividades mucho menos glamurosas que la joyería, y por encima, el famoso Corridoio Vasariano, que conecta el Palazzo Pitti con la Galleria degli Uffizi.

Damos la espalda al puente y caminamos por la orilla del rio hasta el siguiente puente, Ponte alla Carraia. En la esquina hay una famosa heladería tradicional toscana donde podemos probar uno de los buenísimos helados de Florencia.

Continuamos por el lungarno hasta Piazza del Cestelo, donde se encuentra la Parrocchia San Frediano in Cestelo y el teatro del mismo nombre. Este es uno de los lugares más fotografiados desde la orilla opuesta del Arno.

A la derecha de la iglesia, un pequeño callejón por el que tenemos que continuar. Tomamos la primera a la izquierda y en la siguiente calle ya veremos al fondo Santa Maria del Carmine.

SANTA MARIA DEL CARMINE

En la plaza, parcialmente cerrada al tráfico, se encuentra la Basílica Santa Maria del Carmine, comenzada a construir en el 1268 y destruida por un incendio en el 1771. Afortunadamente el fuego no afectó a las capillas Brancacci o Corsini.

La Cappella Brancacci conserva frescos de Masaccio y su visita requiere reserva. Puede hacerse desde la web oficial de museos italianos.

A la izquierda de la iglesia y junto a otra de las muestras de arte urbano de Clet se encuentra el famoso Dolce Vita, un buen lugar para tomar el típico aperitivo italiano al caer la tarde.

SANTO SPIRITO

Tomamos via Santa Monaca hasta via dei Serragli, justo en esta esquina veremos un tabernáculo. Desde aquí por via Sant’Agostino llegamos a nuestro próximo destino, Piazza Santo Spirito.

La plaza está siempre muy animada, con unas cuantas terrazas de cafeterías y trattorias donde sentarse a tomar algo.

Entre semana, de 8 de la mañana a 2 de la tarde hay un mercado local de frutas, verduras y productos variados. El segundo domingo del mes se celebra también un mercado artesanal muy animado.

La iglesia Santo Spirito, uno de los últimos proyectos de Brunelleschi  tiene en su interior un crucifijo de madera de Michelangelo Buonarroti. Tiene horarios restringidos y el acceso es por la puerta lateral, en su web pueden consultarse horarios y visitas guiadas.

Y aquí se encuentra también il Centro Macchiavelli, lugar de referencia para todos aquellos que quieran aprender italiano ¡totalmente recomendado!

PALAZZO PITTI

Abandonamos Santo Spirito por via Michelozzi y casi en línea recta, cruzando via Maggio, llegamos hasta el Palazzo Pitti. Sorprende la inmensidad de la plaza, donde muchos aprovechan para sentarse y descansar un rato.

El palacio, de aspecto sencillo en el exterior, ofrece muchas opciones para visitar en su interior:

La Galería Palatina, con 28 salas, algunas de ellas decoradas por Pietro di Cortona y con autores de la talla de Donatello, Caravaggio, Rubens, entre otros.

Los Apartamentos Reales, antiguas estancias de los Medici y sus descendientes.

La Galería de Arte Moderno, con obras del periodo comprendido entre 1800 y 1939.

El Museo de la Plata, Museo de la Porcelana, la Galería de Trajes y el Museo de Carruajes.

En la parte trasera del palacio, los Jardines de Boboli, otro de los lugares más visitados de la ciudad, con más de 4.500 metros cuadrados de extensión.

PONTE VECCHIO Y CORRIDOIO VASARIANO

Caminamos por via Guicciardini hacia el Ponte Vecchio, aunque nos detendremos un poquito antes de llegar, en Piazza Santa Felicità. Una pequeña placita que pasa totalmente desapercibida, al igual que su iglesia del mismo nombre, pero que alberga un crucifijo atribuido a Giotto. 

A este lado del puente podemos observar parcialmente el corridoio vasariano, por donde los Medicis cruzaban el puente para llegar hasta los Uffizi desde Palazzo Pitti.

Podemos finalizar nuestro recorrido aquí el Ponte Vecchio o bien continuar hacia el Piazzale Michelangelo y San Miniato al Monte.

Florencia: recorrido por Oltrarno
Tu opinión nos importa

Deja un comentario